jueves, 13 de agosto de 2009

La toxoplasmosis

La toxoplasmosis es una enfermedad provocada por un parásito microscópico. Se trata de un protozoo llamado Toxoplasma gondii que afecta prácticamente a todas las especies de sangre caliente.

Esta enfermedad es una zoonosis. Las zoonosis son enfermedades que pueden transmitirse de los animales a  las personas.


La toxoplasmosis en los gatos
Se trata de una enfermedad poco frecuente en los gatos. Cuando se contagian, eliminan en las heces una especie de huevos llamados ooquistes. Tras unos días en el exterior, los ooquistes maduran adquiriendo así la capacidad de transmitir la enfermedad.
En los gatos, los síntomas de la toxoplasmosis no suelen ser graves y frecuentemente pasan desapercibidos. Pueden tener fiebre, pérdida de apetito, diarreas, dificultades respiratorias e incluso problemas en los ojos o trastornos neurológicos.
La eliminación de ooquistes no suele coincidir con los síntomas de la enfermedad, por lo que gatos aparentemente sanos pueden estar eliminándolos.
La mayor parte de los gatos solo excretan ooquistes una vez en la vida, cuando se contagian.

¿Cómo adquieren los gatos la toxoplasmosis?
Sobre todo, cazando presas o comiendo carne cruda o poco cocinada contaminada.
Bebiendo agua contaminada con ooquistes.
De su madre, a través de la placenta o durante la lactación.

¿Y qué ocurre en las personas?
Únicamente en torno a un 10 - 20% de los contagiados presentan síntomas de enfermedad, que suelen ser leves, como inflamación de ganglios y/o malestar general similar a una gripe.

¿Cómo se contagian las personas?
Bebiendo agua contaminada o ingiriendo directamente restos de heces de gatos infectados que se encuentren en la fase de eliminación de ooquistes.
Al comer verduras frescas no lavadas adecuadamente o durante labores de jardinería en suelos contaminados, al meter las manos en la boca sin haberlas lavado antes.
Comiendo carne cruda o poco cocinada o manipulándola sin guantes.
A través de la placenta en mujeres embarazadas.

No se producen contagios por tocar o acariciar al gato

¿Es la toxoplasmosis una enfermedad peligrosa para las mujeres embarazadas?
En mujeres embarazadas no expuestas previamente a Toxoplasma, la infección puede producir abortos o alteraciones graves en el feto.
En cambio, si la mujer se ha contagiado antes del embarazo (es decir, tiene anticuerpos), nunca se producirá el contagio al feto ya que su inmunidad lo protege.

La prueba para la detección de anticuerpos de Toxoplasma gondii forma parte de los exámenes rutinarios realizados a las mujeres embarazadas

¿Cómo puede prevenirse el contagio en mujeres embarazadas o personas inmunodeprimidas?
A fin de evitar la infección por toxoplasma, las mujeres embarazadas o personas inmunodeprimidas deben:
- Evitar alimentar a los gatos con carne cruda. Lo ideal es utilizar una dieta comercial.
- Impedir que los gatos cacen. Si tienen acceso al exterior se les puede poner un cascabel en el collar para alertar a sus presas.
- Evitar el paso de gatos callejeros al jardín o la huerta para prevenir la contaminación del suelo y los alimentos.
- Utilizar guantes para la limpieza del suelo y para trabajar en el jardín o la huerta.
- Retirar a diario las heces del gato de la caja de la arena. Mejor que lo haga otra persona, pero, si no es posible, utilizar guantes. Desinfectar la pala de la arena con agua hirviendo o vapor a presión.
- Utilizar guantes cuando se manipulen carnes crudas y cocinarlas bien. La congelación de la carne a -20ºC durante varios días reduce la viabilidad de los quistes pero no los destruye en su totalidad.
- Ser meticulosas en el lavado de los vegetales para comer crudos.
- Beber solo agua potable. Si no se está seguro de su procedencia, hervirla y/o filtrarla.
- Lavarse las manos después de tocar al gato.

Es discutible la utilidad de la realización de pruebas en sangre para determinar si un gato es seropositivo o seronegativo ya que no indican si el gato está o no eliminando ooquistes en ese momento y además las medidas preventivas e higiénicas que deben tomar las personas deben ser las mismas en ambos casos

Consideramos completamente injustificado el abandono o rechazo de los gatos en caso de un embarazo en la familia

martes, 11 de agosto de 2009

Reflexiones

Hoy me siento un poco triste. No sabría deciros por qué. Quizá porque en esta noche calurosa he estado ojeando alguna web de protectoras de animales, (algún día os hablaré de nuestras amigas de ÁGATA). Eso de ver a mis hermanos perrunos y gatunos abandonados a su suerte, tirados por las calles, sin refugio, sin compañía, hace que me sienta decaído. La verdad es que vosotros, los humanos, podéis llegar a ser muy crueles.
El caso es que me he acordado de un fragmento de un libro que he leído. Se trata de Territorio Comanche, de Arturo Pérez-Reverte. Es la historia de un corresponsal de guerra en Bosnia. Os lo recomiendo. Voy a permitirme transcribiros un fragmento, ahora sabréis por qué. Dice así.
"Miró la vaca muerta y luego su propio rostro en el reflejo de un cristal roto por la explosión, que aún se mantenía unido al marco de la ventana, y se dirigió a sí mismo una mueca. El horror puede vivirse o ser mostrado, pero no puede comunicarse jamás. La gente cree que el colmo de la guerra son los muertos, las tripas y la sangre. Pero el horror es algo tan simple como la mirada de un niño, o el vacío en la expresión de un soldado al que van a fusilar. O los ojos de un perro abandonado y solo que te sigue cojeando entre las ruinas, con la pata rota de un balazo, y al que dejas atrás caminando deprisa, avergonzado, porque no tienes valor para pegarle un tiro."
Es triste, ya lo sé. Pero el sufrimiento de ese animal abandonado es el mismo esté en un país en guerra o en medio del monte en un caluroso día de verano. Él no entiende el motivo por el cual está allí, solo, y lo único que siente es pánico.
Un saludo.
Trasto

viernes, 7 de agosto de 2009

Microchip

¡Hola de nuevo!
El otro día, ojeando la revista Animalia me encontré con un artículo sobre Europetnet. Supongo que muchos de vosotros no tendréis ni idea de qué os estoy hablando. Pues os lo voy a explicar. Europetnet es un grupo de asociaciones de toda Europa que comparten los registros de indentificación de los animales de compañia con microchip. Y llegados a este punto, alguno de vosotros me preguntará: ¿qué rayos es eso del microchip?. Os lo explico. El microchip es un implante electrónico que se nos coloca a los perros, gatos y otros animales bajo la piel en el que consta un código numérico con el que se nos identifica. Algo así como vuestro número del carnet de identidad. Cada uno de nosotros tiene un número distinto de forma que en toda Europa no hay dos animales con el mismo número. También quiero aclararos que el microchip sólo lleva ese código. No se le pueden "introducir" ni datos de la mascota ni del dueño. Es por ello, que toda esa información, junto con el número del microchip, se da de alta en un registro o base de datos (con tanto dato me estoy mareando). En España, como las leyes de protección y bienestar animal están transferidas a las comunidades autónomas, cada una de ellas tiene una base de datos propia (sí, sí, ya se que parece ilógico pero, en fin, así sois los humanos). En Galicia, se llama Registro Gallego de Identificación de Animales de Compañía (REGIAC). Únicamente los veterinarios autorizados por la Consellería pueden acceder al registro para dar de alta o modificar los datos de un animal, por lo que si os venden un perro, un gato, un hurón o cualquier otro animal con el microchip puesto, recordad que debéis darlo de alta con vuestros datos. De lo contrario ese número no estará registrado y el animal no podrá ser identificado.
El microchip viene en una jeringa estéril y se coloca de forma aséptica e indolora. No emite ningún tipo de radiación y se lee con un aparato especial acercándolo al cuerpo del animal.
Existe una ley que obliga a identificar a perros, gatos y hurones mediante microchip. Las leyes gallegas establecen que el microchip debe colocarse antes de los tres meses de edad o hasta un mes después de que tengáis al perro con vosotros. Sólo tras haber puesto el microchip, vuestro veterinario os expedirá la cartilla oficial (pasaporte), único documento sanitario legal donde hará constar los tratamientos de vuestra mascota: vacunaciones, desparasitaciones etc.
Yo os ruego encarecidamente que le coloquéis el microchip a vuestros animales de compañía. No tanto porque os vayan a multar si no lo hacéis, sino porque es la única forma de identificarlos y localizaros rápidamente en caso de extravío o robo. No sabéis lo triste que es ver colegas perdidos y que sea imposible localizar a sus dueños. O gente que llama a nuestra clínica (y digo nuestra, porque también es mía) denunciando el caso de un animal extraviado, dando su descripción, pero sin poder identificarlo con seguridad por no tener microchip. También es de vital importancia actualizar vuestros datos cada vez que cambiéis de teléfono o dirección, por ejemplo. A veces intentamos localizar a los dueños de un perro o gato con microchip y no podemos hacerlo porque han cambiado los números de teléfono y no lo han comunicado al REGIAC a través de su veterinario.
Pues a lo que iba, incluso si viajáis al extranjero, a través de Europetnet se podrá identificar a vuestro animal en caso de extravío. Así que ya sabéis, podéis viajar más seguros con vuestras mascotas.
Un saludo.
Trasto

Presentación


¡Hola a todos!
Creo que lo primero que debo hacer es presentarme. Me llamo
Trasto y soy la mascota del Centro Veterinario Travesía. Para los que no me conozcáis personalmente, os dejo una foto de hace un par de años. La verdad, para qué negarlo, creo que salí bastante guapo. Recién bañadito, con el pelo largo, con mis rizos al viento, en el monte allá en Mondariz...
Pues nada, que viendo a mi dueño teclear en el ordenador me ha entrado el gusanillo, aunque yo voy bastante más lento porque me resulta algo complicadillo pulsar las teclas una a una. Mis manos no están hechas para estas cosas. En fin, que con esto de las nuevas tecnologías me he animado a crear este blog (eso si consigo entenderme con este aparato que parece cosa del demonio). Así podré contaros algunas cosas interesantes del mundo de los animales domésticos, sus enfermedades, cuidados y alguna otra cosilla que he ido aprendiendo a lo largo de mi ya dilatada vida. Porque aunque no lo parezca, acabo de cumplir once añitos, pero yo me encuentro hecho un chaval.
Así que un saludo, y que lo disfrutéis.