domingo, 10 de enero de 2010

Creencias erróneas (III)


Aquí me tenéis de nuevo. Me encuentro mucho mejor. Creí que no lo contaba. Por culpa de la infección de próstata he tenido un problema renal. Mi dueño creyó que no iba a recuperarme, pero ahora estoy casi como nuevo. Espero poder seguir escribiendo en el blog durante una buena temporada. Ya sabéis que mala hierba nunca muere. Tendréis Trasto para rato.
Bueno, hoy os voy a hablar de la alimentación de mis congéneres los perros. Existe la creencia de que los perros debemos comer sólo una vez al día. También hay quien dice que es bueno que un día a la semana no comamos, que hagamos ayuno. Pues no es verdad. En realidad podemos comer sólo una vez al día, pero no es necesario que lo hagamos. Os explico.
Los perros somos carnívoros y descendemos de un antepasado similar al lobo actual. Al tratarse de animales cazadores, nuestro estómago tiene la capacidad de dilatarse enormemente y poder así ingerir gran cantidad de comida de una sentada. Vamos, que si capturamos una presa grande (cosa que no se consigue todos los días) nos hinchamos a comer para poder aguantar hasta que logremos llevarnos algo más a la boca. Eso es lo que haríamos si viviéramos en estado salvaje.
Pero, ¿qué hacemos los perros hoy en día?. Bueno, fisiológicamente nuestro cuerpo está preparado para hacer lo mismo y de hecho, algunos perros, aunque les deis de comer varias veces al día, se comerán todo de una sola vez. Sin embargo, desde el punto de vista nutricional, es lo mismo comer todo de una vez o repartido en varias tomas.
Por otro lado, existen algunas circunstancias en las que conviene hacer varias comidas al día, en lugar de una sola. Veamos.
Los cachorros, hasta los seis meses, deben hacer tres comidas al día. Cuando son pequeños, su estómago no tiene la capacidad suficiente para hacer una sola comida y su aparato digestivo tampoco puede digerir adecuadamente toda la comida de una sola vez. Después, dependiendo de la raza, hasta los diez o quince meses, deberían comer al menos dos veces al día.
Las perras gestantes en el último tercio de gestación deben comer varias veces al día porque el útero presiona el estómago y disminuye su capacidad al mismo tiempo que necesitan un aporte extra de nutrientes para el desarrollo fetal.
Hay perros con problemas digestivos o enfermedades sistémicas como la diabetes que necesitan ingerir los alimentos repartidos en varias tomas a lo largo del día.
Y por último, os hablaré de un trastorno denominado torsión de estómago. Como indica su nombre, se trata de un problema en el cual el estómago gira sobre sí mismo de forma que se imposibilita la entrada y salida de su contenido y se acumulan secreciones y gas en su interior. Si alguna vez le ocurre esto a vuestra mascota acudid corriendo al veterinario y aún así, lo tendrá bastante negro. Es una patología más frecuente en perros de razas grandes o gigantes o de pecho profundo. Se desconocen las causas que la provocan, pero sí se sabe de algunos factores que favorecen su aparición: comer y beber mucho inmediatamente antes o después de hacer ejercicio o comer mucho de una sola vez. Por ello, en estas razas predispuestas más que en ninguna otra, es conveniente repartir la comida en dos o tres tomas diarias.
Así que ya sabéis, colegas (esto va para mis congéneres). Si queréis, comed varias veces al día. Y si os dicen que es conveniente que hagáis ayuno un día a la semana, decidle a quien sea, que lo haga él si quiere.
Un saludo.
Trasto