miércoles, 11 de septiembre de 2013

LOS CUIDADOS DEL CACHORRO HUÉRFANO


Quizá os habéis encontrado alguna vez ante una una camada de perritos o gatitos que debéis sacar adelante en ausencia de su madre o cuando ésta no puede o no quiere darles de mamar. En tales situaciones es fundamental controlar la temperatura, la alimentación y la higiene de la camada.

1.- LA TEMPERATURA
Durante las primeras semanas de vida, el cachorro es incapaz de regular de forma adecuada su temperatura corporal, por lo que ésta varía enormemente en función de la temperatura del ambiente que le rodea. Depende, por lo tanto, del calor corporal de la madre. Es de gran importancia mantener su temperatura dentro de un rango adecuado. Por ello, en ausencia de la madre, es necesario brindarle una fuente de calor constante mediante un calefactor, una manta eléctrica, botellas de agua caliente o  una bombilla de calor sobre el nido. La temperatura ambiental ideal durante la primera semana es de 30 a 32 ºC, durante la 2ª y 3ª semanas puede bajarse a unos 27 ºC, para después descender hasta los 26 – 24 ºC en las siguientes semanas. En los gatitos, la temperatura ambiental durante la 1ª semana estará comprendida entre los 30 y los 32 ºC, de 30 a 27 ºC durante la 2ª semana y entre 27 y 25 ºC durante la 3ª y la 4ª semanas. Independientemente del tipo de fuente de calor que se utilice, en el nido deberá haber un diferencial de temperatura que les permita moverse a zonas más cálidas o frescas según lo necesiten. También es importante la humedad, por lo que si se utilizan fuentes de calor seco, conviene colocar recipientes con agua cerca del nido para mantener la humedad algo elevada. Se evitarán las corrientes de aire colocando la camada en un nido de paredes altas (como, por ejemplo, una caja de cartón).

2.- LA ALIMENTACIÓN
En el caso de cachorros debilitados o fríos antes de administrar alimento se les dará una solución de azúcar (2 cucharadas soperas rasas por cada ½ litro de agua tibia). Si fuera necesario suplementar o sustituir completamente la leche materna, deben utilizarse leches maternizadas de perra o gata administrándolas con ayuda de un biberón. La leche de vaca no sirve como alimento para cachorros o gatitos huérfanos, ya que es pobre en proteínas, grasa, calcio, hierro y fósforo y rica en lactosa por lo que es menos digestible y nutritiva.
Se utilizarán las cantidades recomendadas por el fabricante en función de la edad, el peso al nacer y la raza de cada cachorro. En perros, durante la 1ª semana el intervalo de administración del suplemento lácteo será de 2 - 3 horas. Si el desarrollo es el adecuado, durante la 2ª semana las tomas podrán espaciarse unas 4 horas y media y a partir de la 3ª semana las tomas se separarán unas 6 horas. Cuando se comienza a dar la toma, se aconseja apretar el biberón para que salga una gota de leche hacia la punta de la tetina y, entonces, insertarlo dentro de la boca del animal. Los cachorros deben mantenerse en una posición horizontal con la cabeza ligeramente inclinada hacia arriba. Inmediatamente después de cada toma, será necesario estimular al cachorro para que orine y defeque. Se hará mediante masajes con gasas humedecidas bajo el vientre imitando el lamido materno.
A partir de la quinta semana podrá introducirse el alimento para cachorros. Inicialmente de consistencia líquida, utilizando alimentos húmedos o alimento seco humedecido con agua tibia. A partir de la sexta o séptima semana se pasará gradualmente a alimentos más sólidos, repartiendo la ración diaria en varias tomas.
Una forma relativamente fácil de evaluar si la alimentación es adecuada, es pesando a cada cachorro a diario. Los neonatos engordan entre un 5 y un 10% de su peso cada día. Entre los 10 o 15 días suelen haber doblado su peso al nacer.
En los gatitos las tomas deberán darse cada 2 – 4 horas durante la 1ª semana (empezando por unos 5 ml / 100 gramos de peso corporal al día aproximadamente) para ir disminuyendo la frecuencia a cada 4 – 6 horas a la 3ª ó 4ª semana conforme aumenta la capacidad de ingesta. Lo ideal es conseguir un aumento de peso de unos 10 – 15 grs diarios. A partir de la 2ª semana se puede colocar un recipiente de base ancha con poca cantidad de leche maternizada para que vayan tomando contacto con el alimento, y a partir de la 4ª - 5ª semana se irá introduciendo alimento sólido de forma gradual. En caso de que el gatito esté estreñido, se pueden añadir unas gotas de aceite de oliva al suplemento lácteo.

3.- HIGIENE
La higiene adecuada del cachorro es fundamental para evitar el desarrollo de gérmenes que puedan provocar enfermedades. Se puede limpiar al cachorro con toallitas húmedas de bebés 2 ó 3 veces al día, reemplazando así en gran medida la limpieza que realiza la madre con la lengua. El interior del nido deberá cubrirse con mantas, toallas o empapadores para mantener secos a los cachorros, no siendo recomendable el uso de recortes de periódico.

Centro Veterinario Travesía


El banquete del rico epulón y el pobre Lázaro al que un perro le lame las llagas. Capitel de la Iglesia de San Martin de Mondoñedo, Foz.

3 comentarios:

  1. Hola!
    No se si es aquí el sitio más recomendable para plantearos mi duda, dado que no tiene que ver mucho con el tema en cuestión, pero no encuentro información de ningun tipo y realmente me preocupa.
    Tenemos una gatita negra en casa, desde hace aproximadamente dos años. La recogimos de la calle, estaba empequeñecida, enferma y muy delgada. El veterinario nos dijo que debía de tener al rededor de cuatro meses, pero con lo que creció despues, damos por supuesto que tenía más, pero estaba empequeñecida por lo enferma que estaba (tiña, catarro, pulmones, diarrea, etc.). La curamos, le dimos todos los cuidados, y mejoró y se hizo una gata grande, preciosa y bastante cariñosa, un poco rebelde al principio, dado que no me soportaba demasiado como mujer de la casa, y marcaba la cama en la zona del hombre de la casa, pero ese comportamiento se le pasó en unos meses.
    Antes de que hiciera el año con nosotros, adoptamos a otro gatito. Este gatito tenía mes y medio, aproximadamente. En principio había sido destetado ya de su madre cuando nos lo dieron, porque no se lo podían permitir el seguir alimentándolo. Tuvimos mucho cuidado con las presentaciones, dado que la gata ya nos había demostrado en numerosas ocasiones como se las gastaba cuando venía un ser extraño, dado que una vez en el campo se le acercó un perro de más de medio metro de alto a olerla y le pegó un zarpazo que casi le saca un ojo.
    Al cabo de tres días ya se querían, dormían juntos, le limpiaba y jugaban juntos. La gatita, al final, comenzó a desarrollar conductas de madre adoptiva, dado que lo defendía y protegía como su madre, lo buscaba, ya no quería salir tanto de casa como antes porque al gato no le gutaba salir, etc.
    El caso es, que despues de un mes aproximadamente, comenzamos a darnos cuenta que el gato le mamaba una de las tetas a la gata. La gata nunca había parido, por lo que, al principio nos pareció tierno y los dejamos, pero a la larga nos preocupó, porque la gata tenía la tetina muy irritada y comenzó a dar leche, o calostro como se llama el de los gatos.
    Cuando vimos que la gata ya no daba calostro y el gato seguía mamando, comenzamos a taparsela, a castigar al gato, a separarlos, porque la gata tenía la tetina muy irritada y tenía hasta heridas ya.
    Así, conseguimos que dejara de mamarle.
    Ha pasado año y medio, ahora los gatos están siendo más mimados que nunca, dado que tienen sitio para ellos en todas las partes de la casa y duermen con nosotros también.
    Pero, desde hace unas semanas he visto unas conductas raras: el gato llama a la gata y siempre le busca la barriga. El gato lleva como un mes que vomita todas las mañanas liquido blanco y denso. Pensabamos que era indigestión por algo que encontrara por las noches, velas, jabón de las manos o algo y andabamos controlando todo lo que podía estar a su alcance, para quitarlo en caso de que pudiera ser la causa. La gata, por otro lado, ha perdido peso.
    El caso es que ayer me lo encontré mamando otra vez la teta de la gata por la noche. Así que damos por supuesto que es por eso por lo que vomita por las mañanas.
    Mi duda es: la gata está hormonada para que no le de celo y así no provoque tampoco el celo del gato. ¿Le viene bien o le viene mal que el gato le mame? ¿le provocará algún daño? ¿le ayuda a desarrollar cancer de mama? El gato todavía no ha entrado en celo, y tiene año y medio, y como os digo, todas las mañanas vomita: ¿la causa puede ser por mamarle la teta a la gata? ¿es una conducta que tenemos que cambiarle o da igual que los dejemos? ¿se va a poner malito por seguir mamandole la teta? Lo más importante, y lo que no queremos, es que se nos pongan malos ninguno de los dos, dado que aquí les tenemos mucho cariño a los dos, y tanto el uno como el otro están perdiendo peso.
    Realmente agradeceríamos que se nos aclararan las dudas, dado que no sabemos que hacer.
    Miles de gracias!!!
    Carmen

    ResponderEliminar
  2. Buenos días.
    La conducta de amamantamiento en gatos domésticos jóvenes o incluso adultos es habitual y quizá normal. No está muy claro el motivo por el cual lo hacen, pero se supone que está relacionado con el destete temprano. Es también frecuente que las gatas adultas se dejen hacer, aunque no sean las madres del gatito ni estén amamantando a hijos suyos en ese momento.
    En principio no es ni malo ni bueno para ella, salvo la irritación que pueda provocarle el gato con sus dientes, pero si ella se deja va a ser muy complicado que podáis evitarlo. Que sepamos, tampoco está relacionado con una mayor incidencia de tumores de mama (aunque sí la mayoría de medicaciones anticelo, que parece le estáis administrando).
    Si, pese a administrar un tratamiento anticelo y aunque no haya habido monta, se ha producido una ovulación espontánea, es posible que la mama llegue a producir leche, pero no tendría por qué provocarle vómitos al gatito. Quizá deberíais buscar otras posibles causas tanto para los vómitos de él como para la pérdida de peso de ambos.
    Un saludo.
    Centro Veterinario Travesía

    ResponderEliminar
  3. Miles de gracias!! Me ha tranquilizado mucho vuestra respuesta!! Los dejaré hacer pues, mientras a ella no le sea un problema, es decir, comience con irritación. Igual es una muestra de cariño entre ellos, total, se tiran todo el día jugando: mordiéndose, lamiéndose, persiguiéndose...jejeje
    Sabía lo de las pastillas anticelo, pero hoy por hoy no nos podemos permitir caparla ni tampoco una nueva camada, por lo que, no nos queda más opción que esa.
    Miles de gracias por vuestra respuesta y eficiencia!!
    Carmen

    ResponderEliminar