jueves, 26 de noviembre de 2015

10 consejos para que tu gato utilice su bandeja de arena

1. Si llevas a casa a un gatito por primera vez, debes vigilarlo todo el tiempo o encerrarlo en una habitación con su bandeja de arena hasta que el hábito de usarla esté bien arraigado.
2. Deberías tener tantas bandejas como gatos haya en casa más uno. Es decir, si tienes tres gatos, entonces lo ideal sería tener cuatro bandejas de arena en diferentes sitios de la casa.
3. Las bandejas deben ser amplias, que el gato quepa de pie sin problemas y, por supuesto, estables.
4. Puedes utilizar una bandeja cubierta, con puerta o sin ella. Aunque la mayoría de los gatos la prefieren descubierta o, como mucho, con marco.
5. Evita colocarlas en sitios ruidosos, con olores intensos o donde haya mucho tránsito de personas y/o animales. No es buena idea tenerla junto a la lavadora, la ducha, un radiador o en medio del pasillo. Tampoco debes colocarlas junto a la comida o el agua. (A nadie le gusta comer en el retrete).
6. Mantenla lo más limpia posible. Retira las heces al menos una vez al día, también la arena húmeda y cámbia la arena en su totalidad una vez a la semana si es necesario.
7. Evita limpiarla con productos de olores intensos. Utilizar para lavarla esa lejía con olor a pino no es una buena idea.
8. Hay varios tipos de arena y cada gato tiene sus gustos, pero el orden de preferencia de mejor a peor es el siguiente: arena fina aglomerante, sepiolita, perlas de sílice.
9. Al igual que con los desinfectantes, los gatos suelen preferir las arenas no perfumadas.
10. Si tu gato deja de utilizar la bandeja de la arena y orina y/o defeca en otros lugares, acude a tu veterinario. Podría estar enfermo o tener dolor.


No hay comentarios:

Publicar un comentario